SELECCIÓN DE LA EDITORA

Lo que hay en las redes: ¿Nos estamos volviendo alérgicos al siglo 21?

viernes, 12 de abril de 2019 · 09:16

Qué gran pregunta, verdad?. Lo más curioso, si se quiere, es que no es atípico pensarlo sobre todo en un contexto geográfico donde muchas personas son alérgicas.

La realidad es que como lo señalaba 'Can we live better", un sitio que tocas temas como este y cuenta con el patrocinio de la firma Bayer, "nos estamos volviendo cada vez más urbanos":

  • En 1950, 751 millones de personas en el mundo vivían en áreas urbanas; hoy, la cifra asciende a 4.200 millones. Para 2050, el 68% de nosotros vivirá en pueblos y ciudades.

"Esta explosión en la cantidad de gente que vive en áreas industriales densamente pobladas ha coincidido con un enorme aumento en la incidencia de las tasas de alergias, especialmente a sustancias transportadas por el aire"

Según la Organización Mundial de la Salud, actualmente calcula 235 millones de asmáticos en el mundo

¿Hemos creado un ambiente con el que no podemos convivir? ¿Nos hemos vuelto alérgicos al siglo 21?

Nuestra vida urbana contribuye al aumento de las tasas de alergias

Según la Organización Mundial de Alergia (OMS), la prevalencia de las alergias ha aumentado en los últimos 50 años 2, y no hay signos de que esta tendencia se desacelere. Las tasas de sensibilización a uno o más alérgenos comunes entre los niños en edad escolar se acercan al 50%3, según datos de la Unión Europea.

Las condiciones de la vida moderna, urbana e industrializada son responsables de estas tendencias. Los contaminantes presentes en el aire pueden causar reacciones alérgicas; cuantas más partículas, peor es para quienes padecen alergias. Existen hasta 200 tipos diferentes de alérgenos transportados por el aire, junto con otras sustancias irritantes, como el combustible, que pueden causar o incrementar el impacto de las reacciones alérgicas.

 

Un estudio halló que niños que vivían a distancias de hasta 50 metros de calles muy transitadas tenían más probabilidades de desarrollar trastornos atópicos, como alergia y asma, que aquellos que no. El ozono en superficie (troposférico), que se forma cuando las emisiones de diésel se mezclan con sustancias conocidas como componentes orgánicos volátiles (COV), puede crear un smog que agrava los síntomas de los asmáticos, señala la nota.

"Cuanto menos cercanía con la naturaleza y el sol y, en cambio, mayor contacto con alimentos pasteurizados, antibióticos o más alto el número de nacimientos por cesárea, habrá un crecimiento marcado de las alergias", explicaba el especialista Claudio Parisi, jefe de la sección de alergias del Hospital Italiano de Buenos Aires, en un informe de diario Clarín en el año 2017.

A veces, parecería que las alergias son el precio que debemos pagar por nuestro estilo de vida urbano y moderno. Nos estaremos volviendo alérgicos al mundo que hemos construido? Otra buena razón para repensar la manera en que vive la humanidad toda.

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios