POR PROPAGACIÓN DE ENFERMEDAD PELIGROSA

SOEAIL denunció penalmente al Directorio de empresa Ledesma

jueves, 30 de julio de 2020 · 01:11

El Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados del Ingenio Ledesma (SOEAIL), Rafael Vargas, presentó una denuncia penal por el delito de propagación de enfermedad peligrosa y contagiosa, con el Directorio de la empresa Ledesma SAAI.

Compartimos con ustedes el documento emitido, desde el Sindicato, a modo de parte de prensa donde se detalla los motivos para llevarla adelante:

Ref.: DENUNCIA PENAL POR LOS DELITO DE PROPAGACIÓN DE ENFERMEDAD PELIGROSA Y CONTAGIOSA CONTRA EL DIRECTORIO DE LEDESMA SAAI
RAFAEL VARGAS, Secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados del Ingenio Ledesma (SOEAIL) presentó una denuncia penal por el delito DE PROPAGACIÓN DE ENFERMEDAD PELIGROSA Y CONTAGIOSA, contra el DIRECTORIO de la EMPRESA LEDESMA SAAI, contra JAVIER GOÑI quien es el Gerente General de la Empresa y contra el Dr. DIEGO PAREDES, responsable médico del departamento medico de LEDESMA, por considerarlos penalmente responsable de la cadena de contagios masivos, resultante de la expresa y temeraria decisión de la empresa de no cumplir la normativa sanitaria de prevención de la enfermedad y por las omisiones, incumplimiento y falta de control del Procedimiento Preventivo de Bioseguridad presentado voluntariamente por la misma denunciada ante el Comité Operativo de Emergencia.
Conforme los lineamientos de la denuncia promovida por el Gobierno de Jujuy contra la empresa minera EXAR, Vargas consideró que en el Complejo Agroindustrial de LEDESMA SAAI tampoco se respetaron los protocolos de bioseguridad.-
Como es de público y notorio conocimiento, la empresa que tiene la mayor cantidad de empleados contagiados es LEDESMA SAAI.
Dice Vargas que hay más de 50 compañeros trabajadores con la enfermedad COVID 19 que se contagiaron en el complejo industrial, y los contagios fueron derivados de la falta de elementos de protección de bioseguridad que debían serles entregados con la calidad adecuada para evitar los contagios, además del incumplimiento de los protocolos de por parte de la empresa.
Sumado a esto, las decisiones del personal fuera de convenio y del departamento de medicina laboral que, aun en conocimiento de los síntomas informados por los trabajadores, eran enviados a trabajar.
Los protocolos de la empresa fueron realizados de manera genérica solo con la finalidad de obtener la autorización del COE provincial para seguir funcionando, pero carece de un estudio en cada lugar de trabajo y la participación de los trabajadores en su conformación.-
Consideró que la causa fundamental que generó y potenció las posibilidades de contagios en el ámbito de la empresa y de la comunidad de la ciudad de Libertador General San Martín, además del incumplimiento y omisiones puntuales de medidas de protocolo y de pura lógica por todos conocidas y ampliamente difundidas en el mundo, tiene que ver con la decisión empresaria de los directivos y del CEO Javier Goñi, de mantener y no reducir durante la emergencia, la dotación de trabajadores para evitar la circulación personas. Sostuvieron hasta que este fin de semana pararon 2 de los 3 trapiches, la circulación en un número cercano a los 3.700 trabajadores, sobre un total de 3.800 que allí se desempeñan habitualmente.

Además que esta decisión incumple lo previsto en Art. 4 Punto 2 de la Resolución
N° 036- Ministerio de Trabajo y Empleo de Jujuy / 2020, que impone a las empresas a que
durante la emergencia se organice el trabajo de modo que se reduzca el número de
empleados al 50%, estableciendo reglas para evitar y reducir la frecuencia y el tipo de
contacto persona a persona.
Según Vargas, LEDESMA SAAI, argumentando cuestiones de costos (a pesar de
que son el principal terrateniente de la Provincia de Jujuy), no ha realizado procedimientos
muy estrictos de testeos de su personal, LEDESMA SAAI, argumentando cuestiones de
costos (a pesar de que son el principal terrateniente de la Provincia de Jujuy), ya que al evitar
estos testeos que la empresa Ledesma SAAI le traslada hacia el Estado la obligación de
realizarlos o a las obras sociales, y conlleva el colapso del sistema público, y la demora que
ello representa.
Sostiene que han negado de manera dolosa desde la empresa Ledesma que los
contagios se produzcan en los puestos de trabajo, para no darle ningún tipo de participación
a su ART “PROVINCIA”, con el objetivo que no le suban los costos de la prima, y eso es
evidente ya que la ART no ha realizado de manera activa controles de ningún tipo hasta
aquí en el complejo agroindustrial.
Por ello afirmó que la decisión empresaria ocasionó directamente un aumento de
contagios en el complejo agroindustrial y, por consiguiente, el riesgo a que expusieron a
sabiendas a trabajadores y la comunidad.
Es oportuno recordar, que hasta el momento de detectarse el primer contagio en
LEDESMA SAAI registraba algunos casos positivos de COVID-19 controlados, por lo que
la actitud de la empresa LEDESMA agravó también la situación epidemiológica en toda la
provincia.
Los referidos incumplimientos son imputables a los responsables y gerentes de
la empresa, cuya función era la de garantizar e implementar en el ámbito laboral y en la
operatoria cotidiana, la observancia de los procedimientos y normas de prevención
referidas, con especial atención las relacionadas a evitar la aglomeración de personas,
mantener el distanciamiento social, obligatoriedad del uso de elementos de protección
personal (EPP) y barbijo, y a toda medida de bioseguridad laboral.
También hay que hizo hincapié en su denuncia que el Dr. DIEGO PAREDES,
responsable de medicina laboral, violando su juramento hipocrático, obliga a los
trabajadores aun con síntomas a trabajar, dispersando el virus dentro de la fábrica.-
Recordó que desde el SOEAIL se avisó que esta situación de contagio iba a pasar.
Lo hicimos en la medida autosatisfactiva que se tramita en el Expediente N°: D-
033288/2020, caratulado: “MEDIDA AUTOSATISFACTIVA -Actor: SINDICATO DE
OBREROS Y TRABAJADORES DEL AZÚCAR DEL INGENIO LEDESMA- Demandado:
LEDESMA S.A.A.I” radicada en la vocalía N° 10 de la Sala IV del Tribunal del Trabajo del
Centro Judicial de Jujuy, que ofrecemos como prueba.-
También dejo en claro que jamás le dieron aviso a su ART, en el caso que nos
ocupa: PROVINCIA ART, porque el COVID 19 está también dentro de las enfermedades
laborales según el DNU 367/2020, ya que esto hubiera provocado un incremento de la prima
del seguro. Siempre los costos por encima de la salud.-
Por último con el cliché de que “todos los trabajadores son esenciales” no
cumplieron la resolución Nº 207/2020 del MTESS que exceptuaba de la prestación a cierto
grupo de trabajadores que tienen mayor riesgo de vida del si se contagian de COVID.
Sostuvo que La excusa de que “todos los trabajadores son esenciales”, es un
argumento vacío para incumplir con la ley, y agravar los efectos de la pandemia en esa
población, máxime que hay trabajadores que podrían haber sido exceptuados o
reemplazados, ya que está probado que personas mayores de 60 son personas de “alto
riesgo de vida” y no todos son esenciales, ya que la consideración de esencial, la toman en
relación a los costos., y no al riesgo de vida que corren los trabajadores.-
De hecho, el ahora denunciado, Dr. DIEGO PAREDES era quién no les daba a los
trabajadores las licencias que por derecho le correspondían, porque recibiendo órdenes del
directorio, debía mandar a trabajar a la mayor de trabajadores. Acá está la comisión del
delito.-
La exposición de los trabajadores también se produce, porque la empresa
Ledesma SAAI aún desde los momentos más críticos de la pandemia no ha reducido sus
actividades con empresas tercerizadas, que cumplen tareas que no comprometen la
producción de azúcar y ni del alcohol, productos “esenciales”. Por ello en el complejo
agroindustrial, hay circulando trabajadores de otras provincias de manera innecesaria en
un período determinado por el COE provincial como FASE 1 estricta, sin circulación de
personas.
La autorización que brinda el Estado a una actividad alimentaria, no debe ser mal
usada, de mala fe, funcionando normalmente sin tener en cuenta las recomendaciones y las
restricciones.
Por último, la empresa omite entregar información relevante sobre la existencia
del contagio entre los trabajadores, para evitar, por ejemplo, que un determinado número
de ellos puedan licenciarse por cuarentena o aislamiento.
“Todo esto me lleva a pesar que desde el Directorio y el CEO Javier Goñi, en
complicidad de personas como el médico DIEGO PAREDES, son responsables del tipo
penal previsto en los arts. 202, 203 y concordantes del CP, y como representante gremial
de los compañeros trabajadores, solicito a Ud. que proceda a investigar los hechos que se
denuncian y oportunamente se condene a los denunciados por el delito de propagación
de enfermedad peligrosa y contagiosa”, concluyó Rafael Vargas.-

RAFAEL VARGAS
Secretario General
Sindicato de Obreros y Empleados del Ingenio Ledesma
SOEAIL

 

25%
Satisfacción
0%
Esperanza
75%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios